Las piscinas de acero inoxiable son el resultado de la introducción en el mundo del diseño e interiorismo del acero, un material noble y resistente que encaja en cualquier estilo decorativo.

La reducción del peso (30%) frente a una construcción tradicioneal, permite la colocación en estructuras que resistan poco peso: áticos, azoteas, terrazas, etc.

El acero inoxidable es un material que no envejece y cuyo aspecto no se altera. Presentan una excelente resistencia a la corrosión, con una durabilidad mínima de 30 años.
La utilización del acero inoxidable como único material en la realización de la piscina hace posible el ensamblaje de todas sus piezas proporcionando una perfecta estanqueidad a la instalación.

El consumo de agua se reduce ya que no hay fugas.

En las piscinas de acero inoxidable todas las superficies de apoyo son antideslizantes y el resto pulidas, sin las juntas de las baldosas y la porosidad de los materiales utilizados en las piscinas tradicionales, evitando la proliferación de HONGOS.
Se recomienda como usos de depuración el uso de ozono o de ultravioletas.

Disponemos de Camas, Cuellos de Cisne, Jets, Cascadas y todo lo necesario para que su proyecto quede a su gusto.